Planta Piloto de Química Fina

Ir al contenido principal de la página
Compartir:

Planta Piloto de Química Fina

Planta Piloto de Quimica Fina de la UAH

Contacto

Campus Universitario. Ctra. N-II, km 33,600 28.871-Alcalá de Henares

Teléfono:91 885 50 68  Fax:91 885 50 57

El proyecto del Centro de Química Aplicada y Biotecnología de la Universidad de Alcalá fue desarrollado por el personal de los Departamentos de Química y Microbiología de la Institución en colaboración con la O.T.R.I. correspondiente.
Se concibió como un edificio de investigación destinado a desarrollo de procesos industriales en química fina (especializado en productos de alto valor añadido, principalmente productos farmacéuticos debido al notable sector industrial existente en el entorno de Madrid). Objetivo fundamental fue la consideración de que la Planta debería especializarse en la implantación industrial de nuevas tecnologías de síntesis, prestando especial interés a los métodos de bajo impacto ecológico.
Se consideró que, en el seno de la Universidad de Alcalá, el edificio debería permitir realizar funciones de Investigación y Desarrollo (I+D) en asociación con empresas, y funciones de formación y reciclado de personal técnico y laboral que permitieran generar especialistas en el trabajo en planta de Fabricación.

Arquitectónicamente, el edificio está conformado por la combinación de tres módulos destinados a usos diferentes: uno de Quimiotecnología (equipado con reactores que permiten el desarrollo y escalado de procesos, de entre 1 litro y 50 litros de capacidad), otro de Biotecnología (equipado con fermentadores de entre 1 y 200 litros, para puesta a punto de procesos de fermentación diversos, reacciones con encimas, etc), y un módulo de Gestión de Residuos que permite el estudio de los métodos idóneos de tratamiento de los efluentes generados en los procesos anteriores. En el conjunto formado por estos tres módulos dichas actividades permiten desarrollar, en asociación con las empresas del sector, procesos completos de producción - gestión de residuos de acuerdo con la normativa europea ambiental vigente.

La estructura modular permite el trabajo de unidades independientes, lo que es aspecto característico de un centro que ha de trabajar por medio de contratos con empresas y que ha de prevenir tanto contaminaciones cruzadas (en el plano técnico) como una cierta confidencialidad.